¿Qué es el Préstamo Puente para Promotores?

Los préstamos puente para Promotores son los otorgados por fondos de inversión a promotores que tienen suelo, o acceso a suelo para empezar un proyecto pero no tienen recursos suficientes para iniciar el proyecto y conseguir las licencias, proyecto y nivel de preventas que la banca exige para otorgar crédito promotor. Una vez conseguido el crédito promotor con la entidad bancaria se cancela este crédito puente, por lo que se utiliza en periodos cortos de tiempo, nuca más de 18-24 meses.

La finalidad de este tipo de préstamos es que el promotor pueda adquirir todo lo necesario para llevar a cabo sus pretensiones, tales como adquisición del terreno, permisos necesarios, contratación de la constructora, compradores del bien inmueble y su posterior financiación.

Sé el primero en aprovechar el potencial del Préstamo Suelo para Promotores

Financiación íntegra tanto de la fase de construcción como de la fase de subrogación

Mayor facilidad de venta de la promoción al posibilitar una financiación al comprador

Ventajas financieras en cuestión de ahorro en impuestos y gastos

En la fase de construcción solo se pagan los intereses del préstamo

Consigue la mejor financiación

Nosotros te llamamos

¿Cómo funciona el Préstamo Puente para Promotores?

El Préstamo para Promotores es un tipo de herramienta financiera de tipo hipotecario cuya finalidad es la facilitación a un promotor de la construcción o rehabilitación de un bien inmueble. El objetivo de este tipo de préstamos es que el promotor tenga acceso a necesidades como la adquisición del terreno, solicitud de los permisos necesarios para realizar las obras, los gastos de contratación de una constructora, búsqueda de compradores para el inmueble y su posterior financiación.

Este tipo de financiación suele desarrollarse en dos partes. Por un lado está la fase de construcción, en la cual el promotor sólo debe pagar la cantidad de los tipos de interés que previamente han sido fijados por la entidad financiera que emite el préstamo y es el momento en el que el promotor debe centrar mayores esfuerzos en buscar compradores para cuando la reforma o construcción esté lista. Los tipos de interés que se fijan están sujetos al movimiento del mercado inmobiliario, con el fin de que el proyecto se amortice en un periodo de tiempo determinado.

Una vez que la construcción o reforma está lista, se pasa a la fase de venta, donde se verán reflejados los esfuerzos realizados por el promotor para conseguir esos compradores y que la inversión en el producto inmobiliario se vea amortizada. El comprador del bien inmueble puede subrogarse a este tipo de préstamo, por lo que adquirirá la deuda que el promotor contrajo con la entidad financiera con el fin de llevar a cabo el plan del proyecto. Los compradores disfrutan de cierto ahorro en lo que a la compra del bien inmueble se refiere, pero deben asumir las condiciones que el promotor y la entidad financiera previamente hayan establecido. En esta fase, los tipos de interés son diferentes que los estipulados en la fase de construcción, pues la entidad financiera vincula al comprador final del bien inmueble para proceder con el cobro del producto.

Por lo general, suele concederse a los promotores un préstamo que abarca alrededor del 80% de la financiación del proyecto, lo que supone contar con la seguridad de que el proyecto no va a cancelarse por falta de financiación, pero no garantiza que puedan darse otras causas, siempre y cuando, el desarrollo del proyecto se ajuste al presupuesto previamente establecido.

En el caso de que estos bienes inmuebles no pasen a la fase de venta y queden vacíos, el promotor debe hacerse cargo de la devolución íntegra del préstamo más los intereses establecidos hasta la fecha de vencimiento del contrato del préstamo o hasta que se consiga la venta de dichos bienes. Por otro lado, si los compradores no aceptan las condiciones de la financiación que se ha estipulado, se procede a cancelar el préstamo que se ha concedido al promotor.

El Préstamo para Promotores es la vía de financiación que mejor se ajusta a las necesidades de negocio del empresario en cuestión, con el fin de que sus proyectos se desarrollen según los planes, pues las negociaciones con la entidad financiera siempre se realizan bajo las necesidades del empresario, ofreciendo las mejores soluciones para su desarrollo.

Ventajas del Préstamo Suelo para Promotores

  • La financiación del proyecto abarca alrededor del 80% del presupuesto, por lo que se consigue un préstamo que cubre prácticamente íntegro el importe


  • Se ofrece una posibilidad de financiación a los compradores futuros del bien inmueble, lo que supone la facilitación de encontrar a dichos compradores


  • Durante la fase de construcción solo se procede al pago de los tipos de interés por parte del promotor


  • El promotor puede disfrutar de un mayor ahorro en cuestión de impuestos y gastos mediante esta vía de financiación


¿HABLAMOS?