Dar los primeros pasos en un proyecto nunca ha sido fácil, y menos cuando se trata de generar de la nada una empresa propia, solvente y de la que se puedan obtener beneficios para su mantenimiento. Muchas entidades, ya sean públicas o privadas, tienen en cuenta esta situación. Por ello, ofrecen diversas soluciones para comenzar con una idea empresarial. En este post te contamos cuáles son los préstamos para emprendedores de los que dispones y cuáles son sus principales características.

¿Préstamos públicos o privados?

Como ya sabrás, las opciones de financiación para emprendedores se han ampliado en los últimos años. Han surgido nuevas empresas privadas dedicadas a este ámbito. De esta forma, ciertos empresarios que pueden no cumplir con todos los requisitos que una entidad bancaria exija para conseguir algún tipo de financiación, puedan cumplir sus objetivos a través de otros medios.

Una de las grandes diferencias que puedes encontrar entre una opción y otra son los tipos de interés asociados al préstamo. En una entidad bancaria, puede incluso sobrepasar el 10% (como ocurre en la mayoría de los bancos). En cambio, una media europea asegura que en las entidades privadas el tipo de interés no supera esa cifra.

Asimismo, existen otras ventajas que una solicitud de este tipo en el ámbito privado superan al ámbito público. Encontrarás más información sobre ello en nuestro post “6 razones para elegir métodos de financiación alternativos”.

Como primer paso, te recomendamos que tengas muy claro qué es lo que necesitas. Si necesitas liquidez, ayuda con los recibos, pagos a proveedores, impuestos, etc. Existen numerosos tipos de ayuda financiera con los que puedes contar. Tendrás que escoger el que mejor se adapte a tu situación y teniendo en cuenta los efectos a corto y largo plazo de tu situación.

Para facilitar un poco la decisión que vayas a tomar en base a las necesidades de tu nuevo negocio, a continuación encontrarás algunos ejemplos de préstamos. Se remarcan sus requisitos y de dónde provienen, ya sea de una entidad bancaria o una empresa privada. De esta forma podrás hacer un balance entre varias opciones, y empezar a solicitar información de aquellas que más te interesan.

Préstamos Públicos

Una de las características más definitorias de esta modalidad es que, en la mayoría de las ocasiones, se deben cumplir con unos requisitos muy estrictos. Estar dentro de unos límites de edad, ser cliente de la entidad financiera, contar con el apoyo de un aval solvente, no encontrarse dentro de ASNEF, etc. Y, además si eres emprendedor, debes realizar un estudio completo de la viabilidad de tu negocio, como por ejemplo:

  • Un plan de negocio bien estructurado
  • Los presupuestos bien definidos y delimitados para conseguir el éxito en tu proyecto
  • Una lista de operaciones detalladas que tienes con otras entidades financieras (en el caso de que las tengas)
  • El alta como autónomo
  • Justificantes de pago a la Seguridad Social
  • Etc.

Es muy posible que los documentos que tengas que presentar varíen según la entidad financiera que te lo solicite. Hemos querido hacer un breve resumen para exponer en este post algunos de los préstamos públicos (tanto estatales como de entidades bancarias) disponibles:

Préstamos ICO:

se trata de proyecto público que pretende dinamizar la economía a través de la financiación de emprendedores, pymes y autónomos. En comparación con las entidades bancarias, son muy accesibles y a un tipo de interés muy competitivo. Si necesitas más información, visita nuestro post “Préstamos ICO: lo que necesitas saber”.

Línea de crédito Click&Pay de BBVA

Su finalidad son los pagos habituales del negocio, como pueden ser nóminas, seguros sociales, impuesto, etc. Con un límite de hasta 25.000 euros. Si quieres más información, haz click aquí.

Préstamo para el pago de impuestos de Santander

como su nombre indica, es un préstamo dedicado al pago de impuestos empresariales como pueden ser el IVA, el IRPF o el Impuestos de Sociedades. Consulta más condiciones aquí.

Descuento financiero de La Caixa

El objetivo de esta financiación es anticipar el importe de los pagarés. Si necesitas más información sobre este tipo de financiación, consulta las condiciones aquí.

Existen muchas posibilidades dentro de estos servicios, y como te hemos comentado con anterioridad, investiga qué opciones te ofrecen cada entidad bancaria que creas conveniente.

Préstamos Privados

La financiación privada ofrece aún más posibilidades que la pública. En los últimos años este servicio ha ido al alza, debido a que las empresas y, sobre todo emprendedores, se han dado cuenta de las ventajas de este tipo de financiación menos restrictiva.

Si necesitas más información sobre la financiación alternativa, puedes ponerte en contacto con nosotros. Nos dedicamos a encontrar la mejor solución para ti, centrándonos en la rentabilidad a largo plazo y en conseguir los objetivos que te propongas.

Aunque si no estás convencido, puedes echar un vistazo a nuestro blog. Encontrarás información muy útil sobre cómo conseguir liquidez para tu negocio y llegar así a superar con creces las metas que te habías propuesto

Share on Google+