El cheque es una herramienta muy común en el mundo financiero por la que expedir pagos, o hacer frente a cobros de cierta cantidad. Existen multitud de opciones de cheque y en muchas ocasiones se generan dudas sobre su uso. Por eso en este post te explicaremos los diferentes tipos de cheques que existen.

Tipos de cheques

Cheque al portador

Un cheque es un documento extendido a una persona para que pueda retirar una cantidad de fondos indicada, que la persona que lo extiende tiene en un banco. En el caso del cheque al portador, se trata de aquel en el que el beneficiario es la persona a la que se le hace entrega del documento. Podrá cobrarlo cualquier persona que tenga el cheque en su posesión y sea presentado en el banco. 

Normalmente este tipo de cheques son utilizados para pagar pequeñas cantidades de dinero. También se suele utilizar cuando el emisor no sabe con seguridad quién será la persona que acudirá al banco a realizar el cobro. 

Intervienen tres actores en este tipo de operaciones:

  • El librador: aquella persona que emite y firma el cheque al portador. Es decir, la persona que paga el dinero. 
  • El librado: la entidad bancaria que realiza el pago del importe establecido 
  • El tenedor o beneficiario:  la persona que posee el cheque y recibirá el importe fijado

Cheque bancario

En este caso, el cheque bancario hace referencia al documento emitido por un banco para el cobro de una cierta suma de dinero. La diferencia con el cheque al portador es que en este caso el librador y el librado es la entidad bancaria. 

Podemos encontrar diferentes tipos de cheques bancarios: 

  • Cheque bancario abonado en cuenta: Este tipo de cheques sólo se pueden cobrar mediante el abono del dinero directamente en una cuenta corriente. Nunca se podrá disponer del dinero en efectivo. 
  • Cheque bancario cruzado: si el cheque contiene dos líneas cruzadas en el documento, significa que sólo se puede cobrar mediante un abono en la cuenta. Las líneas excitan que si el cheque es robado o extraviado, otra persona pueda cobrarlo ya que no está autorizada para ello. 
  • Cheque bancario conformado: en este caso, el banco asegura al beneficiario que la persona que extiende el cheque tiene fondos suficientes para hacer frente al pago. 
  • Cheque bancario personal: se emite para una única persona física o jurídica que será la única autorizada para cobrar la cantidad especificada.  

 

Financiación empresas

Cheque posdatado

El cheque posdatado es aquel documento que se expide con una fecha concreta. La fecha de expedición siempre es posterior a la fecha real en la que se ha expedido. 

Este tipo de cheques es muy utilizado para casos en los que se realizan préstamos a corto plazo o compras de crédito. También se utilizan cuando el librador no posee fondos suficientes en ese momento para hacer frente al pago y pide al beneficiario que lo cobre en una fecha concreta en la que ya se disponga de fondos suficientes. 

Cheques cruzados

Cómo ya te hemos comentado más arriba, el cheque cruzado es aquel que cuenta con dos líneas cruzadas en el documento y que evita que el cheque sea cobrado por otra persona en caso de robo o extravío. 

En este caso, podemos encontrar dos tipos de cheques cruzados

  • Cheque cruzado general: En este caso se trata de cuando entre las líneas cruzadas del cheque aparece la palabra “banco” o “compañía”. Esto quiere decir que el librado sólo podrá pagar la cantidad al banco o al cliente del banco. 
  • Cheque cruzado especial: En este caso, el cheque cruzado especial se da cuando entre las dos líneas aparece el nombre de un banco en concreto. Es decir, la cantidad solo puede ser pagada por la entidad que figura en el documento o a un cliente del mismo. 

Conclusión

En el mundo financiero siempre existen multitud de opciones para recibir pagos, créditos, ayudas etc. En este caso, los cheques son una herramienta muy común para hacer frente a cobros, y es muy importante conocer su funcionamiento para no caer en errores. 

En el caso de que necesites información sobre hacer frente a pagos, o necesitas adquirir financiación de algún tipo, en Alter Finance podemos ayudarte a conseguirlo. Contacta con nosotros sin compromiso y uno de nuestros especialistas en financiación atenderá tus dudas y te aconsejará sobre cual es la mejor vía para ti. 

Share on Google+