¿Qué es el Growth Hacking? y ¿Cómo aplicarlo en tu empresa?

Inicio » Gestión financiera » ¿Qué es el Growth Hacking? y ¿Cómo aplicarlo en tu empresa?

El Growth Hacking es una técnica enfocada en potenciar el crecimiento de la empresa a través de la estrategia y la creatividad. Se trata de una alternativa rentable al marketing tradicional.

En este artículo te exponemos de forma detallada qué es el Growth Hacking y cómo puedes aplicarlo en tu empresa.

¿Qué es el Growth Hacking?

El Growth Hacking es una disciplina por la cual una empresa o startup trata de obtener un rápido crecimiento con el menor esfuerzo posible. Para ello combina las oportunidades que ofrece el mundo digital con una mentalidad innovadora.

De hecho, el propio término “Growth Hacking” indica que se trata de una programación (hacking) de soluciones enfocadas al crecimiento (growth).

En concreto, se trata de utilizar un conjunto de técnicas de marketing no convencionales, evitando las estrategias lentas y costosas. Las nuevas tecnologías ocupan un papel importante en este enfoque, debido a que brindan la flexibilidad y el ahorro en costes necesario.

En principio, el Growth Hacking se basa en un análisis preciso del comportamiento del cliente y del mercado. El objetivo es diseñar un plan adaptado a las necesidades específicas del consumidor, para después emprender acciones de gran impacto con un bajo presupuesto.

En la mayor parte de las ocasiones, las empresas emergentes y las startups recurren al Growth Hacking debido a que sus presupuestos de marketing son limitados. De hecho, son este tipo de compañías las impulsoras de esta filosofía empresarial y han demostrado cómo es posible obtener resultados a través de innovadoras estrategias comerciales.

Además, el Growth Hacking también pone especial énfasis en la construcción de relaciones y alianzas estratégicas.

¿Qué es un Growth Hacker?

El Growth Hacker es el perfil profesional que tiene como misión hacer crecer a la organización a través de técnicas disruptivas.

Se trata de un profesional especializado en estrategias de marketing digital que busca explotar las capacidades comunicativas de la marca. Además, también conoce su aplicación técnica.

En síntesis, si te preguntas qué hace un Growth Hacker, sus competencias se pueden resumir del siguiente modo:

  • Capacidad de análisis: analítica web y testeo A/B para comprobar las estrategias que mejor funcionan.
  • Creatividad: flexibilidad para atender a todos los ángulos y puntos de vista.
  • Entender el comportamiento del público objetivo: conocimientos de marketing y segmentación de clientes.
  • Conocimientos SEO: posicionamiento y visibilidad de marca en todo el universo web.
  • Inbound Marketing: estrategias de atracción del usuario.
  • Gestión de redes sociales: con el objetivo de conseguir tráfico, gestionar campañas publicitarias, potenciar marca, atender al cliente y conseguir fans para la marca.
  • Conocimientos del funnel de ventas: convertir a los visitantes de la página o redes en clientes a través de un proceso cuidadosamente diseñado.

¿Cómo aplicar el Growth Hacking en la empresa?

Para implementar las técnicas de Growth Hacking es necesario dar una serie de pasos:

  • Crear una buena oferta: el marketing por sí mismo es ineficiente si no se dispone de una oferta atractiva.
  • Analizar el mercado: análisis del consumidor, competencia y embudo de ventas. Las nuevas tecnologías permiten una gran segmentación y la idea es apuntar y disparar al target adecuado.
  • Definir objetivos: los objetos deben ser específicos, medibles, alcanzables, realistas y limitados en el tiempo (objetivos SMART).
  • Trazar el proceso de conversión: convertir un desconocido en cliente requiere de una serie de pasos y acciones coordinadas.
  • Buscar soluciones creativas: permanecer abiertos y flexibles ante los cambios del entorno digital.
  • Determinar el presupuesto: en este aspecto, el departamento financiero debe colaborar estrechamente con el área de marketing para dar soporte a las acciones.
  • Establecer alianzas: en Growth Hacking es de vital importancia trabajar con buenos partners. Desde colaboraciones que permiten ampliar el impacto a nuevas audiencias.

Se trata de una cultura de empresa en la que todas las áreas de la organización deben involucrarse. De hecho, la financiación de la empresa está estrechamente relacionada con el Growth Hacking, puesto que se ocupa de proporcionar los recursos necesarios para implementar las estrategias; así como apuntalar el crecimiento y escalado sostenible de la compañía.

Puedes establecer el Growth Hacking en tu empresa definiendo bien los presupuestos y encontrando las fuentes de financiación oportunas. En este sentido, en Alter Finance somos especialistas en el asesoramiento financiero de empresas y te ayudamos a conseguir la solución que mejor se adapta a tus necesidades.

Deja un comentario

es_ESSpanish