La dirección financiera de una empresa es la parte encargada de planificar, ejecutar y analizar el intercambio de capital. Pero, ¿has pensado alguna vez en externalizarla para que te ayuden a tomar las decisiones correctas? En este post te vamos a contar los beneficios  que tiene contratar una dirección financiera externa para tu empresa. ¡No te lo pierdas!

Dirección Financiera Externa: ¿En qué consiste?

Los problemas financieros son el efecto de otras actividades que ocurren en tu empresa, además de un indicador de que algo va mal. Y es que a veces creemos que podemos resolver estas situaciones por nuestra cuenta, sin embargo,  en ocasiones no contamos con la experiencia y los recursos necesarios para abordar estas situaciones.

La dirección financiera externa es la transferencia de las funciones financieras de la empresa a expertos externos a la organización. Se trata de un apoyo estratégico para cualquier empresa ya que permite optimizar los recursos económicos y maximizar la creación de valor de la misma.

En muchas ocasiones, por el tamaño y el volumen de la empresa, ésta no necesita o no se puede permitir tener un departamento financiero interno. Pero el conocimiento de la empresa y el asesoramiento de un experto en finanzas es necesario para el buen funcionamiento del negocio.

En este caso, contratar una dirección financiera externa permite a las PYMEs contar con la ayuda de un director financiero o CFO (Chief Financial Officer) que les permitirá detectar las causas de los problemas y tomar decisiones financieras acertadas, además de ahorrar mucho dinero.

Las funciones de un director financiero externo son:

  • Controlar el estado económico-financiero (análisis financiero, planificación financiera, gestión de recursos y participación en la toma de decisiones) de la empresa
  • Elaborar informes periódicos para su análisis y seguimiento
  • Análisis de balances
  • Control de gestión y costes
  • Política de inversión
  • Gestión de tesorería
  • Búsqueda de financiación bancaria
  • Toma de decisiones

Por lo tanto, la dirección financiera externa consiste en contar con un profesional cualificado y con una amplia experiencia, por un coste bastante inferior al que tendría si lo contrata internamente, ya que solo dedicaría el tiempo necesario para tener un buen conocimiento del funcionamiento de la empresa y de sus finanzas.

Financiación empresas

Ventajas de contar con una Dirección Financiera Externa

Una dirección financiera externa se basa en profesionales especializados que ayudan a gestionar la dirección financiera de una empresa. Esto permitirá un ahorro de costes y un apoyo en la toma de decisiones estratégicas que ayuden a la empresa a diferenciarse de su competencia.

La dirección financiera externa permite:

  • Diagnosticar la situación actual de la empresa
  • Mejorar la toma de decisiones al disponer de un profesional cualificado
  • Desarrollar planes de negocio y planes estratégicos
  • Revisar periódicamente los objetivos y estrategias de la empresa
  • Implementar, analizar y revisar periódicamente la planificación financiera y el control presupuestario de la empresa
  • Mejorar el flujo de caja y reducir el gasto en financiación
  • Facilitar la negociación con terceros: proveedores, entidades financieras y organismos públicos

Por lo tanto, contar con un director financiero externo te proporcionará una mayor tranquilidad ya que se ocupará de negociar con bancos, analizar costes, evitar sorpresas en la tesorería, realizar correctamente las amortizaciones y de la contabilidad, entre otros asuntos.

En definitiva, si cuentas con una externalización de la dirección financiera, tu empresa podrá centrarse en otras tareas importantes como es el desarrollo de nuevos productos o mejorar en sus acciones de marketing para conseguir una mayor rentabilidad.

Servicios de Dirección Financiera Externa con Alter Finance

Si buscas ayuda para llevar la dirección financiera de tu empresa, ponte en contacto con Alter Finance para hablar con un director financiero externo que podrá formar parte de tu equipo, aportando soluciones y una visión estratégica en la toma de decisiones de tu negocio. No lo dudes más y… ¡Sácale la mayor rentabilidad a tu negocio!

Share on Google+