A estas alturas ya sabrás lo importante que es tener un Cash Flow positivo en tu empresa. La capacidad financiera para hacer frente a proveedores, realizar una inversión o simplemente pagar facturas no la tienen todas las empresas aunque las ventas hayan ido estupendamente los últimos meses. En el post de hoy, te vamos a dar 10 claves para mejorar tu Cash Flow y que puedas disponer de liquidez en cualquier momento. 

10 acciones fáciles y rápidas para mejorar tu Cash Flow

Si aún no tienes claro este concepto y quieres informarte, puedes leer nuestro artículo “Qué es el Cash Flow”, donde además te contamos cómo calcularlo. 

Además de para hacer frente a las deudas, el Cash Flow indica la posibilidad de realizar una inversión, la cual puede servir para mejorar tus productos o servicios, expandir tu negocio, etc. Sin embargo, la realidad es que a muchas empresas les cuesta mucho esfuerzo asegurarse de que entra más dinero del que sale. A continuación te vamos a presentar algunas estrategias que funcionan para generar un Cash Flow positivo. 

Asegúrate de que los pagos de tus clientes se efectúan cuando se deben

Este es uno de los grandes problemas que provoca un Cash Flow negativo, aunque los resultados de venta sean buenos. Los retrasos en los pagos de tus clientes provocan esta situación, por lo que debes planificar al detalle una buena estrategia de cobros, eso significa ofrecer diversas modalidades de pago, ofrecerles facilidades como un método de cobro electrónico, o simplemente investigar a tus clientes antes de llegar a un acuerdo con ellos. 

Otras estrategias que también pueden funcionar es el cobro de un depósito o establecer cláusulas del contrato referidas a los atrasos en los pagos. Con el tiempo y la experiencia irás conociendo cómo se comportan tus clientes y cada vez te será más fácil llevar a cabo estas estrategias. 

Conoce y prevé la situación de tu negocio 

Es necesario prever la situación de la empresa a corto plazo, saber qué puedes necesitar para ofrecer lo que quieres ofrecer a tus clientes. Es importante conocer tus límites, y estudiar si es posible realizar tal inversión o sufragar tales gastos para conseguir un objetivo. 

Esto te ayudará a ir conociendo cómo se genera tu Cash Flow, cuáles son tus clientes más valiosos (los que pagan en su momento y no exigen más de lo acordado), y hasta qué punto puedes realizar una inversión o gastar x en un cierto periodo de tiempo. 

Evita clientes indeseados

En el sector del B2B los acuerdos de negocio tienen un periodo de tiempo para gestarse, para llegar a un acuerdo y decidir sobre cómo se va a desarrollar el servicio o la entrega del producto. En ese tiempo, debes valorar si ese cliente es ideal para tu negocio. 

En ocasiones las empresas escogen realizar operaciones comerciales sin importar cómo sea el cliente, sin embargo este punto debe tenerse en cuenta, ya que puedes correr el riesgo de no cobrar por los productos o servicios que ofreces, y provocar así un gran problema de liquidez.

Controla los gastos

Parece una tontería, pero el ahorrar cada cierto tiempo puede en un futuro sacarte de una mala situación sin que tu empresa se vea afectada por ello. Controla los gastos que tienes, y hazte siempre la pregunta que todos nos hacemos antes de llevarlo a cabo: ¿realmente es necesario para mi objetivo?

Financiación Alternativa

Aprovecha descuentos por pagos por adelantado

En algunos de los acuerdos con tus proveedores es posible que exista un término que aplique un descuento a tus pagos si se realizan antes de una fecha determinada. Aprovechar estos descuentos puede ser de gran ayuda, sobre todo si es un proveedor de confianza. 

Revisa tu estrategia de fijación de precios

Los precios no son fijos, varían según ciertos factores y uno de ellos el momento y la situación general. Esto puede ayudarte a generar más liquidez y disponer de ésta cuando lo necesites. 

No temas a perder clientes por aumentar tus precios. Si tus productos o servicios son de gran calidad, entonces tus clientes serán fieles. La fidelidad no radica en el precio, sino en el servicio prestado, el trato y la confianza. 

Elige las opciones de pago a tus proveedores que más te convenga

Al igual que tú ofreces facilidades de pago a tus clientes, tus proveedores también te las ofrecerán a ti. Sólo tienes que escoger la que más te convenga según tus necesidades. En ocasiones, los proveedores pueden ofrecer fraccionar el pago en varias veces sin intereses, dependiendo de factores como la antigüedad. 

Escoge a proveedores que ofrezcan mejores servicios a mejores precios

No está de sobra recordarlo. No te estanques con tus proveedores, investiga qué empresa que no conocías puede ofrecerte algo mejor. Cada año surgen miles de empresas que buscan oportunidades de negocio que puedes aprovechar. 

Reducir el inventario

Aprovechar ofertas es una buena idea, pero hay que tener en cuenta que no se debe comprar más de lo necesario si tu capacidad financiera es reducida. Este consejo va muy relacionado con el de controlar los gastos. 

Investiga sobre otras fuentes de financiación

Las fuentes de financiación alternativas son una de las tendencias actuales para ofrecer a las empresas, sobre todo las pequeñas y medianas a empresas, a conseguir avanzar y expandir sus negocios. 

Infórmate sobre nuestras fuentes de financiación más allá de la banca. Ofrecemos soluciones para empresas que necesitan liquidez inmediata y rapidez en los trámites.

Share on Google+