Concluimos nuestra serie de explicaciones sobre los tipos de mercado, con este artículo sobre el mercado financiero y el mercado monetario

Si estás interesado en comenzar a trabajar en alguno de ellos, ten en cuenta estas características para conocerlos mejor ¡Comenzamos!

Tipos de mercado

Mercado financiero

El mercado financiero, también conocido cómo mercado de capitales, es un lugar físico o virtual, donde se realizan transacciones financieras de oferta y demanda, y donde se negocia también los precios de su compra o venta

Para que un mercado sea considerado financiero, debe cumplir las siguientes características: 

  • Amplitud: Esta característica hace referencia a la cantidad de títulos que se comercializan. Cuanto mayor número de títulos se comercialicen, mayor amplitud tendrá el mercado financiero. 
  • Profundidad: Existencia de instrumentos financieros capaces de hacer frente a las situaciones que puedan darse dentro del mercado financiero.
  • Flexibilidad: El precio que se otorga a los títulos debe ser negociable.
  • Transparencia: Esta característica se refiere a que el precio al que se comercializan los títulos sea conocido. 
  • Libertad: Que existan o no, barreras de entrada y salida del mercado financiero. 

Mercado monetario

El mercado monetario es la figura que surge de la relación entre compradores y vendedores que realizan intercambios de bienes y servicios dentro del mercado financiero. 

En este mercado se negocian los activos financieros a corto plazo, con un riesgo bajo y gran liquidez. Este mercado ofrece a los bancos, cajas de ahorros u otras instituciones financieras, títulos y valores a cambio de sus bienes. 

Podemos encontrar diferentes tipos de mercados monetarios: 

  • Mercado de crédito: Es el mercado especializado en operaciones a corto plazo y entre mayoristas cuyo plazo mínimo es de 1 día y máximo de 1 año. En este mercado se fija el MIBOR, que es el tipo de interés interbancario que se aplica en los mercados de capitales de Madrid. 
  • Mercado de títulos: Este mercado se divide en dos:
    • Primario: Este mercado no tiene unas reglas de organización determinadas, puesto que las personas que venden sus títulos lo hacen con la intención de obtener recursos a cambio de ellos. A este tipo de mercado acuden entidades bancarias, empresas o bancos que necesitan financiación para emitir bonos de deuda o acciones. Una vez emitidos, estos activos pasan al mercado secundario, donde se realiza la compraventa por parte de inversores. 
    • Secundario: Este mercado lo conforma la bolsa de valores y el mercado de Deuda Pública. La compra de activos en este mercado puede realizarse o bien directamente por el interesado, o bien a través de un intermediario financiero (cómo los corredores de bolsa) que son los encargados de llevar a cabo todas las fases de la operación en cuestión cómo pactar las condiciones de la compra. 

Financiación empresas

Conclusión

Moverse por todos estos tipos de mercado, puede ser una tarea complicada para aquellas personas que no conocen bien su funcionamiento. En muchos casos se trata de acciones que conllevan cierto riesgo, y recurrir a asesoramiento financiero puede ser la solución para evitar errores. 

En Alter Finance, ponemos a tu disposición nuestro servicio de asesoramiento financiero, donde podrás consultar con nosotros tus necesidades o pretensiones y te aconsejaremos de la mejor forma cuál es la mejor forma de proceder para ti. 

Consulta con nosotros sin compromiso. Uno de nuestros agentes se pondrá en contacto contigo.

Share on Google+