Existen diferentes formas de conseguir la financiación que necesitas tanto si es para tu negocio, cómo si es para ti de forma individual. Una de las formas más tradicionales y más utilizadas es la solicitud de un crédito bancario. En este post vamos a contarte los tipos de créditos que puedes encontrar. 

Tipos de Créditos

Créditos en línea

Para entender en qué consiste un crédito en línea, lo primero que debemos tener claro es cuál es la definición de crédito. 

Un crédito es un producto financiero el cual otorga una cantidad de dinero a aquellas persona que lo solicita durante un tiempo acordado por ambas partes. Normalmente se suele crear una cuenta de crédito donde el solicitante dispone

El poseedor del crédito es el que decide cómo y en qué momento gasta ese dinero y cómo va a devolverlo. 

Entonces, un crédito en línea responde a esta definición con la salvedad de que la solicitud se realiza a través de una plataforma online.

Conseguir este tipo de créditos es relativamente fácil gracias al avance de las nuevas tecnologías, pero cómo un crédito normal, necesitas seguir ciertos pasos para que te lo concedan: 

  • Informarte sobre plataformas online que concedan créditos: Gracias a las nuevas tecnologías, conseguir información es muy fácil. Busca bien todas las opciones que tienes y escoge la que más se asemeje a lo que buscas. 
  • Utilizar simuladores de préstamos: Muchas de las plataformas online tanto de entidades bancarias cómo plataformas de crédito ofrecen la posibilidad de utilizar un simulador para que te puedas hacer una idea del crédito al que puedes acceder, y sus características.
  • Solicitar el crédito en la plataforma o entidad que más te convenga.
  • Demostrar tu solvencia económica: Cómo ocurre en las solicitudes de crédito tradicionales, demostrar que eres solvente y puedes hacer frente al crédito es una característica indispensable para que éste sea concedido. 

También existen diferentes tipos de créditos en línea que podrás encontrar en las diferentes plataformas: 

  • Créditos rápidos: Este tipo de crédito es el apropiado cuando el cleinte necesita una cantidad no muy elevado, pero el plazo de devolución es largo. El límite de préstamo suele rondar los 10 mil euros y el plazo máximo para devolverlo es de entre 4 y 5 años. 
  • Micro créditos: En este caso también son cantidades pequeñas, pero más que en el caso anterior. Podemos encontrar créditos de hasta 1500 euros, pero su plazo de devolución es muy corto. 

La desventaja que tienen este tipo de créditos, es que los intereses asociados a la devolución del crédito no son precisamente bajos. Por eso no deben tenerse en cuenta cómo un medio de financiación habitual, sino que debe ser algo puntual. 

Otra forma de conseguir un crédito en línea, y que cada vez gana mayor peso, es el Crowdlending. En este caso, se trata de una financiación destinada más a empresas que a particulares, y es raro encontrar concesiones a particulares. Si quieres saber más sobre el Crowdlending te lo contamos aquí

Financiación para liquidez de empresas

Créditos documentarios

En este caso, los créditos documentarios hacen referencia al pago contra documentos. Es un crédito utilizado sobre todo por empresas que comercian con productos entre ellas. 

En este caso, el vendedor no envía la mercancía hasta que no tiene conocimiento de que existe un crédito documentario a su favor y el banco del comprador no tiene el documento del envío de la mercancía en su poder. Si estas dos características no se dan, el pago no se efectuará.

Podemos encontrar diferentes tipos de créditos documentarios: 

  • Revocable: En este caso el comprador puede cancelar la compra antes de la realización del pago. 
  • Irrevocable: Una vez iniciado el proceso, no puede ser cancelado. Así se garantiza el cobro siempre que se haya aportado la documentación necesaria y correcta. 
  • Confirmado: En este caso entra en juego un tercer banco, que es el encargado de garantizar el pago si el banco del comprador no lo hiciese. 
  • A la vista: En este caso se realiza un pago al contado en el momento en el que se presenta la documentación.
  • A plazo: El pago de la mercancía se aplaza desde que se entrega la documentación hasta que pasa el periodo que se ha estipulado. 

Créditos Subprime

Los créditos Subprime son un tipo de crédito exclusivo de las entidades financieras de EEUU. La característica principal es que el riesgo de impago es mucho mayor al resto de tipos de crédito. Esto se debe a que son más exigentes con la solvencia o la modalidad para devolver el dinero. 

Se utilizan sobre todo para hacer frente a hipotecas de alto riesgo y están orientados a clientes que tienen una solvencia baja, de ahí el mayor riesgo de impago. 

Éstas son algunas de las carácteristicas de los créditos Subprime

  • La mayoría de los créditos de este tipo, son créditos hipotecarios
  • Los tipos de interés son muy superiores a la media de otras modalidades crediticias. 
  • Las comisiones que cobran las entidades de crédito por los créditos subprime también son muy superiores a la media. 
  • Los bancos de EEUU tienen un límite de créditos de este tipo que pueden ofrecer o conceder, ya que el límite es fijado por la Reserva Federal debido al alto riesgo de impago. 

Financia tu empresa con Alter Finance

¿Estás buscando financiación para tu empresa? En Alter Finance podemos ayudarte. 

Somos expertos en financiación alternativa y podemos asesorarte sobre cuál es el mejor método para conseguir la financiación que necesitas para tu negocio. 

Contáctanos ya y habla con uno de nuestros asesores financieros. 

Share on Google+