Muchas de las empresas consolidadas hoy en día y admiradas por su éxito y crecimiento, como Microsoft, Skype, Movistar o Tom Tom, recibieron en su día el apoyo del capital de riesgo. Sin ese apoyo, el éxito de sus marcas no sería del que hoy gozan. En este artículo vamos a explicarte qué son las Sociedades de Capital Riesgo (SCR), y nombrar algunas diferencias con otro recurso financiero muy utilizado: los Business Angels. 

Qué entendemos por Sociedad de Capital Riesgo

Las Sociedades de Capital Riesgo son sociedades anónimas cuyo objetivo principal es proveer de financiación, así como de asesoramiento, sobre todo a PYMES y StartUps que pueden encontrarse tanto en una fase inicial de negocio o más avanzada. 

Esta inversión suele llamarse capital de riesgo, puesto que las empresas que solicitan esta inversión y participación de los inversionistas en determinadas decisiones empresariales y/o asesoramiento pueden haber agotado las posibilidades de financiación bancaria. 

Las SCR en España siguen diferentes métodos de valoración recomendados por la Guía de Valoración de Sociedades de Capital Riesgo. Algunos de ellos pueden ser:

  • Método de Precio de la Reciente Inversión
  • Método de Múltiplos
  • Método de Descuento de los Flujos de Efectivo o Beneficios del negocio subyacente
  • Etc.

Sin embargo, según diversos estudios sobre el método de valoración de empresas de las SCR, se ha encontrado que prefieren arriesgar en menor medida y escoger aquellas ideas de negocio en un estado más avanzado de consolidación antes que en nuevos proyectos. 

Asimismo, la experiencia de la empresa que recibe la inversión no es tan importante como lo es la rentabilidad del proyecto. Tras estos factores, se toman en cuenta otros como puede ser el sector de actividad al que pertenece la empresa o la fase de crecimiento en la que se encuentre.

Un repaso a los Business Angels

En nuestro artículo Qué es un Business Angels entrábamos en detalle sobre las ventajas de este tipo de financiación para las empresas. Haciendo un repaso sobre este recurso, podemos resumir que:

  • Los Business Angels son personas con pasión en los negocios, experiencia y suficiente capacidad de financiación para realizar una inversión en un proyecto. 
  • Participan en las decisiones y se presentan como un modelo a seguir gracias al éxito en sus anteriores negocios. 

Aparentemente, estos dos recursos financieros se presentan con las mismas funciones y objetivos antes una empresa que necesita tanto de un apoyo económico como estratégico para sus decisiones. 

Entre sus similitudes encontramos la generación de puestos de trabajo, la consolidación y el crecimiento empresarial, el poco conocimiento que se tienen de estos recursos en España y el casi nulo uso por las PYMES nacionales. Y como principal semejanza, reducen en gran medida la tasa de fracaso empresarial. 

Aún teniendo en cuenta estas similaridades, pueden encontrarse diferencias. En el siguiente apartado te las explicamos.

Financiación Alternativa

Diferencias entre las SCR y los Business Angels

Las diferencias las podemos clasificar según su naturaleza:

  1. Agente financiador: mientras que en los Business Angels se tratra de inversores que incluso pueden ser amigos o familiares de los emprendedores, en las SCR son anónimos. 
  2. Capacidad de financiación: por lo general, los ángeles de negocios tienen menos capacidad de inversión que las SCR, por lo que éstas aportan un mayor capital al proyecto que desean apoyar. 
  3. Fase de la empresa/proyecto: normalmente los Business Angels se dedican a financiar empresas en sus fases iniciales, y en el caso de las SCR optan por proyectos más avanzados. 
  4. Riesgo: ya comentamos en apartados anteriores que el riesgo asumido de las SCR era por lo general bajo. Con los Business Angels ocurre lo contrario, asumen riesgos más altos al invertir en fases más iniciales de un proyecto. 

Estas diferencias son las que deben tener en cuenta las empresas que buscan una financiación alternativa a la que ofrece la banca. Ya sea por no cumplir todos los requisitos exigidos o porque necesiten además de un asesoramiento estratégico. 

Conclusiones

Las PYMES son el tejido empresarial de nuestro país. Son las encargadas del motor económico que nos hace funcionar, y a las que se le deben presentar facilidades para conseguir desarrollar su idea. 

Si tienes un proyecto o empresa y necesitas financiación para desarrollar la idea y expandirte, consultar con expertos sobre la financiación alternativa a la que puedes optar sería la mejor solución. Existen muchos recursos como los que en este artículo comparamos, y cada uno de ellos se adapta mejor o peor a las necesidades de una empresa.

Share on Google+