Hoy vamos a hablar de financiación de exportaciones. Realizar operaciones comerciales en el exterior se ha convertido no solo en un medio de supervivencia para la mayoría de las empresas, sino también un camino hacia la expansión internacional. En el artículo de hoy, te contaremos algunos datos sobre esta situación de las exportaciones en las empresas españolas, cuáles son los riesgos que conllevan estas operaciones y cómo se pueden controlar esos riesgos.

 

¿Cómo están las exportaciones en las empresas españolas?

En la mayoría de las situaciones, una empresa necesita estar en continuo crecimiento para no verse estancada sus ventas y en su proyección de futuro. En simples palabras, el éxito empresarial se nutre de una mejora continua. Es ahí donde las exportaciones pueden jugar un papel muy importante en el camino hacia superar el techo empresarial.

Las empresas españolas ya se benefician de los resultados que las exportaciones pueden ofrecerles a sus negocios. Según el Informe Mensual de Comercio Exterior del mes de agosto de 2018, las exportaciones de bienes españolas subieron cerca de un 8% con respecto al mismo periodo del año 2017. En el siguiente gráfico se puede ver claramente esta evolución.

Fuente: Informe Mensual de Comercio Exterior (Agosto de 2018)

Este gráfico representa en millones de euros las exportaciones realizadas desde España, generalmente a países que pertenecen a la Unión Europea. En términos de volumen, las exportaciones crecieron un 3% con respecto al año anterior. El siguiente gráfico muestra los principales países a los que se ha exportado en el último periodo:

Asimismo, las empresas exportadoras indicaron tres grandes factores que favorecen las posibilidades de realizar este tipo de operaciones en el exterior:

  • Evolución de la demanda externa (46%)
  • Competencia en calidad (24,9%)
  • Disponibilidad de los recursos humanos adecuados para la actividad exportadora (21%)

A la par que se aumentan las exportaciones, los medios para conseguir financiación también se están sofisticando. Se trata pues de operaciones que necesitan de inversión, y de asumir ciertos riesgos que muchas empresas no tienen la suficiente solvencia para poder hacerlo. Es por ello que la financiación de exportaciones ofrece una opción para que estos negocios puedan cumplir con sus objetivos.

Riesgos de las exportaciones

Las exportaciones pueden traer consigo grandes beneficios y nuevos caminos que lleven a la expansión de un negocio. El comercio internacional conlleva una serie de peligros que pueden verse intensificados si se compara con el comercio nacional, ya que entran en juego ciertos factores situacionales que no pueden evitarse, pero sí pueden preverse. A continuación, te enumeramos algunos de los riesgos del comercio internacional:

 

1. Tipos de cambio

Las continuas fluctuaciones monetarias pueden generar un riesgo, y no solo para una de las partes del contrato, sino para las dos. Esto se debe a que el dólar se toma como moneda del contrato, por ello se recomienda utilizar un Forward de Divisas.

 

2. Incumplimiento de pago

Es uno de los peligros más comunes hoy en día en lo que a operaciones exportadoras se refiere. Es posible que el importador decida no pagar al exportadorpor la mercancía recibida. Para reducir las probabilidades de que esto ocurra, es necesario que se utilicen técnicas y recursos como la posibilidad de un pago adelantado, contratar un seguro de riesgo de crédito a la exportación, etc.

 

3. Dilación de pago en el tiempo

Este tipo de riesgo está relacionado con el anterior, ya que hace referencia no a una falta de pago por parte del importador, sino a un retraso en el tiempo de éste. Es un peligro para la empresa exportadora ya que ésta debe afrontar los pagos propios de la operación. Para reducirlo, se pueden utilizar métodos similares a los anteriormente mencionados. Si tienes dudas al respecto, envíanos una consulta y te ayudaremos en tu caso.

 

4. No adaptación del producto

La cultura, los aspectos legales o políticos pueden ser una razón para que el producto no se adapte al mercado extranjero como se había previsto. Aunque de primeras no parezca que tenga repercusiones en la empresa exportadora, ya que en principio ésta se hace cargo solo de cobrar por esos productos, sí la tiene para un planteamiento futuro de expansión internacional.

 

5. Inconvenientes durante el transporte

Indiferentemente del tamaño de la mercancía, los problemas durante el transporte son también muy comunes y pueden tener varias fuentes. Averías, retrasos con el papeleo, robos, etc. Aunque es un factor externo y difícil de controlar, sí es posible tomar medidas que ayuden a las dos partes a protegerse de este tipo de inconvenientes de la operación. Por ejemplo, definir claramente en el contrato las cláusulas relativas al momento del transporte, además de escoger una empresa de transportes eficaz y eficiente para el trabajo.

Estos son algunos de los riesgos principales que conlleva apostar por el comercio internacional para cualquier empresa.

¿Cómo decidirse a exportar?

Sabemos que no es una decisión fácil, para cualquier tipo de negocio y empresa. Es por esto que para tomar este tipo de decisión conviene tener algunos puntos importantes en consideración. Las siguientes preguntas pueden ayudarte a decidirte:

  1. ¿Cuál es el nivel de competitividad que tiene mi empresa? Es necesario tener cierto conocimiento sobre cuál es el posicionamiento de de tu negocio a un nivel nacional. Hay que dejar claro que una operación de exportación no es una salida a los problemas nacionales. Es una consecuencia del crecimiento del negocio en el entorno que ya conoce.
  2. ¿Dispongo del personal necesario para llevar este tipo de gestiones? La gestión del comercio internacional requiere de trabajadores con experiencia y el conocimiento necesarios para realizar este tipo de operaciones.
  3. La empresa que he escogido, ¿es lo suficientemente solvente? Es importante tener también un conocimiento lo más cercano posible a la estabilidad financiera que pueda tener la empresa importadora con la que se pretende hacer negocio.
  4. ¿Quiero realizar más exportaciones en un futuro? Seguramente no se trate de una operación aislada, y en un futuro decidas realizar más operaciones como esta y expandir tu negocio apostando por contratos de compraventa más duraderos.
  5. ¿Tengo la capacidad financiera suficiente para ello? Es una de las preguntas básicas que debes hacerte, y en ello podemos ayudarte en Alterfinance. Nuestro objetivo es conseguir que llegues a las metas que te has planteado sin que la financiación sea un problema.

Conclusión

Toda acción en tu empresa requiere de tres pasos básicos para intentar reducir los riesgos que ella trae: planifica, desarrolla y controla. La planificación te ayuda a prever cualquier resultado y diseñar una estrategia que te ayude a resolver cualquier tipo de problema que se te presente. Es por esto que lafinanciación de tus exportaciones puede marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso de la operación.Desarrolla con seguridad la acción, sabiendo que has estudiado hasta el más mínimo detalle y que el éxito está casi asegurado. Y, por último pero no menos importante, controlar las consecuencias de esa acción.

¿Te gusta lo que estás leyendo?

Suscríbete y recibe contenidos increíbles


Share on Google+