Internet ha abierto nuevas opciones de financiación para particulares. Es conveniente que valores qué es el crowdlending y que compares las distintas posibilidades que ofrece este tipo de financiación.

Qué es el crowdlending: definición y principales características

El crowdlending es una forma de financiación entre particulares con ánimo de lucro. Este mecanismo consiste, básicamente, en que un particular presta un dinero para un proyecto empresarial y, posteriormente, recibe la suma más unos intereses. La idea es que este proyecto de financiación pueda ser asumido por varias personas en cantidades pequeñas.

El crowdlending puede utilizarse para todo tipo de empresas y en diversos formatos. Eso sí, tiene que haber una contraprestación económica a cambio de la inversión que se realice, ya sea mayor o menor. Las rentabilidades varían en función del sector y del riesgo.

Este modelo ha recibido un gran impulso gracias al desarrollo de internet. En la década de 2010 se han multiplicado las posibilidades de financiación más allá de la banca tradicional.

Las principales diferencias entre crowdfunding y crowdlending

Es usual no distinguir bien entre crowdfunding y crowdlending aunque, en realidad, son métodos de financiación distintos. La principal diferencia radica en el ánimo de lucro, porque el crowdfunding nació como iniciativa altruista.

En cambio, hay que señalar que el crowdlending, desde el primer momento, es una actividad que tiene un ánimo de lucro. Es bueno conocer esta cuestión porque servirá para distinguirla claramente. Las nuevas alternativas de financiación nacen, precisamente, para marcar una diferencia con respecto a lo conocido.

En sus orígenes, esta financiación surgió como alternativa a la banca tradicional. Hoy mantiene esa vertiente, pero con un enfoque eminentemente competitivo. Lo cierto es que, con la Crisis Económica de 2008, hubo un cierre al crédito privado que tuvo que ser compensado mediante otras alternativas como las pequeñas empresas de préstamos al consumo.

Hoy esta es una alternativa de financiación que puede ser útil en determinados casos. Eso sí, conviene estudiar cada situación con detenimiento.

 

Financiación Alternativa

Empresas de crowdlending de España

Las denominadas plataformas de crowdlending son empresas intermediarias entre el inversor y la compañía que quiere captar el dinero. Lo cierto es que este formato empezó a funcionar de forma masiva en los países bálticos. Sin embargo, hay que señalar que el limbo legal en el que se opera puede ser algo problemático.

Este es el motivo por el que te convendrá más dirigirte a empresas españolas. El objetivo es respetar una cierta regulación y ofrecer garantías. Es importante decir que esta disciplina aún está en proceso de regulación por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). No en vano, ha habido fraudes por esta situación de indefinición en algunos casos. Conviene tenerlo en cuenta para evitar problemas.

Por otra parte, y aunque sorprenda, hay plataformas de varios tipos. Algunas plataformas apuestan por un perfil de inversor más agresivo, mientras que otras intentarán captar al inversor conservador. Por otra parte, has de recordar que las plataformas pueden servir para empresas de varios sectores. En consecuencia, este es un tipo de negocio diverso.

Circulantis

Esta plataforma ofrece un servicio de descuento de pagarés. Esta es una alternativa interesante si lo que buscas es una alta rentabilidad en poco tiempo porque ofrece un 7%. Eso sí, has de tener en cuenta que la operativa de esta plataforma no está amparada por la CMNV.

Housers

Housers es una de las plataformas de crowdlending más conocidas de España y con un funcionamiento previsible. Se trata, en esencia, de pedir dinero para comprar inmuebles en zonas de alta revalorización. En algunos casos, las rentabilidades pueden alcanzar el 10 %. La CMNV respalda esta plataforma y garantiza la operativa.

MyTripleA

Esta plataforma se dedica a ofrecer préstamos recíprocos garantizados. Es, por lo tanto, una alternativa interesante si lo que pretendes es minimizar tus riesgos. La contrapartida es que las rentabilidades fluctúan entre el 2 y el 6 %. La operativa de esta compañía está amparada por la regulación de la CMNV.

October

La plataforma October estuvo operando hasta hace poco como Lendix. El tipo de negocio que ofrece es el de préstamos para la financiación de empresas. La filosofía es no financiar operaciones de caja y se ofrecen unas rentabilidades que alcanzan el 10 % en algunos casos. Eso sí, son inversiones a largo plazo.

Excelend

Esta plataforma tiene licencia de la CMNV para operar y está especializada en los préstamos a PYMES. Inició su andadura en el año 2014 y ofrece rentabilidades de entre el 4 y el 5 %. Esta es una posibilidad interesante si deseas una cierta seguridad a la hora de invertir. No en vano, la cobertura que se ofrece es una garantía ante los problemas que se puedan originar.

Conclusión

Ahora que ya sabes qué es el crowdlending, puedes plantearte con más garantías si te interesa o no invertir. Si eres particular y sabes elegir la plataforma, puedes obtener rentabilidades interesantes y con garantías.

Share on Google+