Previsiones de financiación bancaria y tipos de interés para 2023

Inicio » Blog » Financiación » Previsiones de financiación bancaria y tipos de interés para 2023

¿Qué nos espera en 2023?, 2022 ha sido un año marcado por un cambio de ciclo en las políticas monetarias. Este hecho influye en las previsiones de acceso a financiación bancaria para este nuevo ejercicio, puesto que las subidas de tipos de interés llevadas a cabo en 2022 han provocado una contracción de la oferta de préstamos a empresas y amenazan al crecimiento económico.

A pesar de que existe cierta incertidumbre sobre el futuro económico, en este escenario, la inflación sigue siendo un dato crítico. Una reducción en las tasas del IPC puede llevar a los bancos centrales a relajar el ritmo de incremento durante el 2023. A continuación, lo mostramos todo con mayor detalle.

Situación y expectativas económicas en España

La evolución de la economía española incide de forma considerable en las previsiones de préstamos bancarios. Tiene una relación directa sobre la buena marcha de las empresas españolas y su dependencia del crédito; así como en el análisis de riesgos realizado por las entidades prestamistas.

El contexto económico actual en Europa está fuertemente marcado por la inflación. Este dato macroeconómico ha sido el protagonista durante todo el 2022.

De hecho, como puede observarse en el gráfico siguiente, la escalada inflacionaria comenzó a principios de 2021, alcanzando su cénit en julio de 2022 (con una tasa interanual del 10,8%).

Según el Departamento de Análisis de Bankinter, la inflación seguirá siendo un dato clave para el futuro de la economía española. Sin embargo, estiman una reducción en el crecimiento de los precios para 2023 y se cierre el ejercicio con una tasa anual de IPC del 4%. La inflación se está moderando como consecuencia de la desaceleración del componente energético.

Sin embargo, el repunte inflacionario ha marcado un cambio de ciclo en las políticas monetarias. Tanto la Reserva Federal de Estados Unidos como el Banco Central Europeo (al igual que el Banco de Inglaterra, el Banco de Noruega y el Banco Central de Suiza) han dado inicio a un programa de subidas de tipos de interés.

Previsión de tipos de interés

Aunque está previsto que el ritmo de subidas de tipos se ralentice durante 2023, el precio del dinero seguirá siendo un indicador crítico para la oferta de préstamos bancarios.

Tal y como indica el Boletín Económico del Banco de España del tercer trimestre de 2022, la contracción del crédito ya se manifestó durante el primer semestre de 2022. El alza en las tasas de interés ha llegado a la economía real y el endurecimiento de las condiciones de financiación para empresas y hogares es un hecho.

El Euríbor se ha situado en diciembre de 2022 en un 3,02%. De este modo, supone un repunte del coste de la financiación del 3,52% con respecto a diciembre del año anterior. Los tipos de interés oficiales se han visto incrementados en un 2,5% a lo largo de 2022.

CaixaBank Research espera que el Euríbor a 12 meses cierre el ejercicio 2023 con una tasa del 2,73%, lo cual representa un ligero descenso de los tipos de interés actuales.

Evolución y previsiones del Euríbor en los próximos años (Fuente: CaixaBank Research).

Reducción de la actividad económica

Las subidas de tipos de interés traen consigo una contracción de la actividad económica, como resultado directo de un encarecimiento del crédito a las familias y empresas.

Si sumamos a la dificultad de conseguir financiación la reducción de los márgenes de venta (más un incremento en las necesidades de liquidez, como resultado de mayores problemas de cobro a clientes), la situación económica puede tener unas consecuencias negativas para el tejido empresarial.

A pesar de que algunos analistas estiman un crecimiento del PIB en España nulo para el año 2023, las Perspectivas de Crecimiento Económico de la OCDE de noviembre de 2022 apuntan a una tasa del 1,3% en 2023 (versus un un crecimiento del 4,4% en 2022).

Previsión de préstamos bancarios en 2023

Tras el análisis de los factores que mayor peso tienen en las previsiones de financiación bancaria para 2023, observamos que la presión inflacionista puede aliviarse y provocar un pequeño descenso de los tiempos de interés.

No obstante, el endurecimiento de las políticas monetarias, la subida de tipos de interés y los elevados precios de la energía y el débil crecimiento siguen estando presentes. La dificultad de acceso a préstamos bancarios y el endurecimiento de las condiciones ya se han hecho patentes en 2022 y no se espera una mejora significativa.

Aunque las cifras de préstamos a empresas se han visto incrementadas ligeramente a finales del 2022 (concretamente los datos de noviembre apuntan a un aumento del 1,8% con respecto al mismo mes de 2021), un nuevo alza de tipos de interés puede reducir drásticamente la capacidad de financiación.

El posible deterioro de los indicadores que inciden en la concesión de nuevos préstamos está en el aire; y el mayor riesgo para las compañías españolas es un escenario de desaceleración de la actividad económica.

Ante esta situación, existen soluciones de financiación de empresas alternativas al sector bancario, con mayor flexibilidad y tramitación ágil.

Deja un comentario

¿Te ha gustado el artículo?

Suscríbete. Déjanos tu email y recibe contenido genial cada mes