En el artículo de hoy vamos a desarrollar 10 maneras de financiar tu empresa, ya que son muchas y muy diversas las fuentes de financiación que existen en el mercado.

¿No te ha pasado alguna vez que has tenido un problema de financiación y al querer saber cual es la mejor forma de financiarse te has encontrado con cientos de posibilidades? Y cada una es interesante para unos tipos de empresas, pero es posible que no para el tuyo, por lo que al final te quedas pensando ¿y para mi empresa?  Es por ello, que queremos darte a conocer todas las maneras de financiar tu empresa para que puedas decidir cuál se adecúa mejor a las necesidades de tu proyecto empresarial.

En primer lugar, vamos a mencionar los tipos de financiamiento de una empresa que existen, para a continuación desglosar cada una de las fuentes de financiación que ofertan las entidades privadas.

Tipos de financiación

Fundamentalmente existen dos tipos de financiamiento de una empresa según el origen de procedencia de dicha financiación. Los dos tipos de financiación de los que puede disponer una empresa son, por un lado de financiación interna, procedente de recursos propios de la empresa, y por otro lado, de financiación externa cuyos recursos son ajenos a la empresa.

Cada una tiene sus ventajas y desventajas que puedes leer en el artículo “financiación recursos propios vs financiación ajena”.

Financiación Interna

La financiación propia está constituida por aquellos recursos financieros que las empresas generan por sí mismas. Existen dos tipos de autofinanciación, por un lado tenemos la autofinanciación de enriquecimiento, consecuencia de la actividad económica propia de la empresa, este tipo de recursos también son denominados “reservas”, por otro lado, se encuentra la autofinanciación de mantenimiento, resultado de las amortizaciones productivas y las provisiones.

En ocasiones este tipo de financiación suele ser una fuente básica y suficiente de financiación para las empresas.

Financiación Externa

Cuando los fondos propios no son suficientes para la financiación de la actividad o los proyectos empresariales, las empresas suelen recurrir a la búsqueda de fuentes de recursos externas. Estas fuentes de financiación puede tener diversos orígenes, pueden proceder de emisiones de capital, aportados por los socios de la empresa; o de instrumentos de financiación ajena, proporcionados por entidades bancarias o entidades de financiación privada.

Esta fuente de financiación es en ocasiones aconsejable debido a la rapidez y agilidad con la que actúa en los trámites requeridos para la obtención de los créditos, así como por las menores exigencias y requisitos respecto a la financiación tradicional bancaria conforme a seguridad y garantía de los créditos.

Formas de financiar tu empresa

Entre las muy diversas y dispares tipos de financiamiento de una empresa, aquí te exponemos las diez fuentes que nos han parecido más interesantes.

Leasing

consiste es un contrato de arrendamiento a largo plazo con opción a compra, en el que la empresa se compromete a pagar la cuota de entrada establecida y una cuantía periódica antes de pasar a ser el titular del producto, asumiendo todos los gastos derivados que comporta (impuestos, averías…).

Renting

se trata de un contrato para adquirir la maquinaria o vehículo mediante el pago de una cuantía mensual. Durante dicho contrato la empresa que alquila el producto, es la responsable de los costes de mantenimiento. Una vez termina el contrato suele haber distintas opciones: Desde devolver el bien y terminar el contrato, hasta empezar uno nuevo o incluso ampliar el periodo.

Si quieres, puedes conocer más con nuestro artículo sobre las diferencias entre el leasing y el renting.

Fondos de deuda

Consiste en la emisión de deuda por parte de la empresa con el fin de que los inversores la compren y convertirse así en sus acreedores. Más adelante la empresa deberá devolver el dinero de ese préstamo junto a un importe de interés impuesto por el inversor, el cual se encarga de analizar la situación del mercado en cuestión de tipos de interés.

Factoring 

Es un instrumento financiero cuyo propósito es el adelanto del cobro de las facturas emitidas por una empresa hacia un cliente. Este cobro es asumido por la entidad financiera, que será el responsable tanto del adelanto monetario, como del cobro por parte del cliente en un tiempo establecido.

Confirming

Se trata de un procedimiento financiero por el cual una entidad financiera asume la gestión de los pagos por parte de una empresa hacia sus proveedores en caso de que ésta no pueda hacer frente a dichos pagos en los plazos establecidos por la emisión de la factura. De esta forma se garantiza el pago de las facturas emitidas garantizando la confianza en la relación entre la empresa y sus proveedores.

Crowdlending

Esta herramienta permite a las empresas o particulares conseguir financiación para su proyecto a través de la colaboración de un grupo de personas que invierten una cuantía monetaria. A cambio, los inversores reciben una contraprestación según el tipo de interés a cargo de la empresa. La plataforma de Crowdlending recibirá a su vez una pequeña comisión por participar como intermediario.

Crowdfunding

Esta herramienta permite la financiación de proyectos basado en la economía colaborativa. Los colaboradores no reciben una compensación monetaria por su contribución, sino recompensas o privilegios una vez esté desarrollado el proyecto.

Financiación de stocks

Este medio es utilizado por las empresas que poseen productos en forma de inventario con el fin de movilizar y conseguir liquidez a partir del empeño de estos productos. La empresa obtiene un préstamos por valor del inventario que desea movilizar y una vez vendidos estos productos, deberá hacerse cargo del pago de la parte del préstamo correspondiente.

Financiación de exportaciones

Esta herramienta financiera permite a la empresa adquirir por adelantado la liquidez que generan las facturas aún sin pagar de sus productos exportados o para cubrir los gastos previos de producción de dichos productos. Es la entidad financiera la encargada del cobro de estas facturas por parte de la empresa deudora.

Entidades públicas, ayudas o subvenciones

Este tipo de ayudas es concedido por las instituciones públicas. Se presentan en forma de subvenciones y son tramitadas directamente desde el organismo público que oferta tales ayuda. Están destinadas principalmente a aquellas pequeñas y medianas empresas que deseen crear valor, crecer y crear empleo.

Esperamos que con este artículo tengas más claro los distintos tipos de financiamiento para tu empresa, porque ¡no queremos que nada impida la realización de tus ideas y proyectos!

 

¿Te gusta lo que estás leyendo?

Suscríbete y recibe contenidos increíbles


Share on Google+