Si buscas invertir tu dinero o administrar de mejor forma tus ahorros, pensar en las instituciones de inversión colectiva son tu mejor opción por dos razones: primero, por el gran respaldo profesional que se hace cargo de toda gestión, lo que sin duda te proporcionará la tranquilidad y seguridad que buscas. 

La segunda razón es por las garantías y las amplias alternativas de inversión que ofrece según el perfil del inversor que se adecuará a sus necesidades, riesgos y particularidades.

Las entidades deberán cumplir con requisitos legales establecidos en la ley de instituciones de inversión colectiva de regulación financiera que exige se canalice de manera responsable el ahorro hacia una inversión productiva con el fin de estabilizar los mercados y proteger al inversor. 

Recordemos que las sociedades de inversión colectiva te permitirán invertir en cualquier país del mundo con bajo coste y mediante gestión de analistas profesionales. A continuación los detalles.

¿Qué son las instituciones de inversión colectiva?

Las Instituciones de Inversión Colectiva tienen por objetivo la captación de recursos de uno o más inversores mediante la emisión de activos financieros indirectos para convertirlos en activos financieros directos o en la adquisición de activos reales. 

Las entidades que manejan la inversión colectiva sustituyen a los inversores en toda labor referente a formación y gestión de cartera, liberándose de las dificultades con las que tropieza cuando toma la decisión de invertir sus ahorros

El rendimiento de esta inversión colectiva que recibirá cada miembro de esta sociedad dependerá en función de los diferentes resultados colectivos que se obtengan y es proporcional a su participación individual.

¿Qué tipos de inversión colectiva existen?

Existen distintos tipos de sociedad de inversión colectiva y se agrupan según sus características y modalidades.

Los tipos de instituciones financieras de inversión colectiva de carácter financiero son: 

  • Los fondos de inversión.
  • Las sociedades de inversión.
  • Clubes de inversión.

Estos tres tipos de instituciones son las que invierten en activos como por ejemplo: letras del Tesoro, pagarés de empresa, bonos públicos y corporativos, acciones, derivados, o incluso otros fondos de inversión.

Los tipos de instituciones financieras de inversión colectiva de carácter no financiero son: 

  • Los fondos de inversión no financieros.
  • Las Sociedades de inversión no financieras.
  • Las Sociedades Cotizadas de inversión en el Mercado Inmobiliario.

Este tipo de instituciones son las que invierten en activos no financieros que deriva su valor en sus características físicas como por ejemplo: bienes  raíces y vehículos, además de propiedad intelectual como patentes y marcas comerciales. 

Financiación empresas

Ventajas de las instituciones de inversión colectiva

Es indudable que las Instituciones de Inversión Colectiva ofrecen una serie de beneficios para el inversor, sobre todo para el pequeño inversionista que podría intentar gestionar su dinero individualmente con mayores riesgos y menor rentabilidad.

Las siete ventajas principales son:

1.- Seguridad: el primer argumento es que a las instituciones de inversión colectiva se les otorga mayor seguridad por estar sometidas a supervisión de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, además de la gestión responsable que deben cumplir por disposición legal que minimiza el riesgo y obliga a diversificar la inversión entre diferentes activos.

2.- Ventajas fiscales: las sociedades de inversión colectiva presentan un tratamiento fiscal ventajoso en relación a otras modalidades de inversión debido a la eliminación del conocido “peaje fiscal” por medio del cual los socios de las instituciones de inversión colectiva que obtenían plusvalías por la venta de sus acciones debían tributar. 

3.- Liquidez: la compra y venta de acciones o participaciones se realiza de manera más fácil, sencilla y sin inconvenientes, lo que genera mayor liquidez

4.- Rentabilidad: las instituciones de inversión colectiva ofrecen la posibilidad de obtener una mejor y más elevada rentabilidad a pesar de invertir pequeñas cantidades. 

5.- Diversificación: las sociedades de inversión colectiva permiten invertir pequeños importes en numerosos activos y mercados lo que sería más difícil si se hace de forma individual por los riesgos que esto representa. 

6.- Gestión profesionalizada: el hecho de que un inversionista encargue la gestión de sus fondos a profesionales del mercado financiero es una opción realista y eficiente porque garantiza la toma de mejores decisiones. 

7.- Alternativas financieras: independientemente del perfil del inversor existirá una institución financiera que se adecue a sus necesidades y particularidades y especialmente que permitan invertir en cualquier tipo de activo financiero o no financiero. 

Conclusión

Alter Finance es una institución financiera con la que podrás olvidarte de los inconvenientes o trabas que plantean los bancos para la financiación de tu empresa o gestionar tu capital. 

Si estás buscando la mejor alternativa Alter Finance es la solución. Esta firma es líder en consultoría especializada en Trade Finance y Working Capital Finance y asesora a grandes empresas y a Pymes a tener acceso a soluciones financieras no bancarias globales

Por su gran experiencia, Alter Finance te ofrece servicios y soluciones para inversores, autónomos y para la pequeña, mediana y gran empresa.

Consulta con nosotros sobre las mejores herramientas de gestión financiera y te asesoraremos con la mejor opción que se ajustará a la medida de tus necesidades.

 

Share on Google+