Si eres empresario de una pequeña, mediana o gran empresa empresa y tienes el perfil de exportador, seguramente estarás interesado en abrir un espacio en nuevos mercados de otros países y mantener una cartera de clientes habituales, para ello, es imprescindible que conozcas cuáles son vías más efectivas para minimizar el riesgo de posibles pérdidas y al mismo tiempo agilizar y gestionar tus cobros. Te contaremos cómo funciona el factoring de exportación y las razones por las que será tu mejor opción .

Para empezar es importante conocer qué significa el factoring. Se trata de un contrato que utilizan las empresas para adelantar un mecanismo de cobro que cede los créditos derivados de su actividad a otra que se encargará de gestionar esos cobros. 

Se llama factoring, porque la entidad financiera que adquiere los derechos del crédito se denomina “factor” y es la que pagará a la empresa que le ha cedido los derechos de cobro y se encargará de cobrar a los clientes a la fecha de vencimiento del crédito comercial. 

¿Qué es el factoring de exportación?

El factoring de exportación es un marco operativo que se basa en la cesión de los créditos comerciales que un exportador ostenta frente a sus clientes en otros países, a favor de una entidad financiera o empresas de factoring.

En el factoring de exportación, el exportador cede los derechos de cobro de las facturas emitidas por sus ventas a crédito en operaciones de comercio exterior, a cambio de un anticipo de su importe que ha sido un porcentaje previamente acordado y del cual se descontarán comisiones por servicios contratados e intereses aplicados por este anticipo.

Una vez que la entidad o institución financiera ha clasificado los clientes o deudores y luego de analizar potenciales clientes en mercados internacionales, el exportador deberá notificarles la cesión de sus créditos comerciales y solicitará que los pagos de sus facturas se dirijan al nuevo acreedor que en este caso es la empresa de factoring.

El factoring internacional de exportación es un mecanismo generalizado con larga tradición que proyecta la mejor imagen del exportador sin ninguna connotación negativa o que pudiera generar desconfianza en el cliente. Es un servicio consolidado y contrastado en los países de mayor tradición exportadora. 

En este factoring internacional en el que se facilitan y regulan estos intercambios de créditos comerciales, existe una asociación internacional de entidades de factoring que, a través de un sistema de comunicaciones, se solicitan las clasificaciones de los deudores, se cotizan operaciones, se asumen riesgos comerciales y sobre todo se analizan gestiones de cobre en más de 70 países en todo el mundo. 

Financiación para liquidez de empresas

Beneficios del factoring de exportación

El factoring de exportación o factoring internacional de exportación, es una vía óptima de financiación del capital circulante porque permite a la empresa conseguir la liquidez que busca en operaciones de venta internacional de forma inmediata.

El factoring maximiza los flujos de efectivo debido a los acuerdos de pago con los clientes o deudores, lo que ayuda a que la empresa genere mayor liquidez por cobros anticipados y así se cubren deudas asociadas a las facturas que se ceden.

Existen cinco beneficios principales del factoring de exportación:

1.- Es un medio de financiación alternativo a otras formas de endeudamiento, como por ejemplo, los préstamos bancarios a largo plazo, o préstamos puente a corto plazo que cubren necesidades de efectivo.

2.- Las empresas exportadoras o PYMES mejoran sus ratios o indicadores que permiten conocer la situación de una empresa frente a las demás y ayuda a mejorar su estructura de balance por la contratación del factoring de exportación. 

3.- Las empresas de factoring que brindan este servicio asumen el riesgo relacionado al cobro de letras y pagarés de la empresa y exigirá el pago de intereses, sin embargo, los tipos de interés asociados siempre son fijos. 

4.- El factoring internacional beneficia sobre todo a empresas que están en fase de crecimiento, porque maneja exportaciones en firme y repetitivas dirigidas a compradores extranjeros que sean clientes habituales. 

5.- El factoring de exportación no es solamente un medio de financiación, también ofrece servicios como la investigación comercial de empresas importadoras, potenciales clientes y analiza la gestión de cobro de créditos comerciales por las ventas en el exterior, además de manejar la contabilidad de cuentas extranjeras de ventas y cobros. 

Factoring de exportación con Alterfinance

Si luego de conocer los conceptos más relevantes acerca del factoring de exportación te preguntas qué entidad financiera puede prestar estos servicios de manera profesional, la respuesta es Alterfinance. 

Alterfinance es la institución financiera que gestionará tu capital sin trabas ni bloqueos. Si tienes una empresa cuyo ámbito va más allá del territorio nacional y necesitas asesoría de calidad para la financiación de exportaciones, Alterfinance se convertirá en tu mejor aliado para cobrar por adelantado tus facturas de exportación, por su gran experiencia en financiación para empresas y gestión de cobros.

Consulta con nosotros sobre el factoring de exportación o herramientas de gestión financiera, así como servicios y soluciones para inversores, autónomos y para la pequeña, mediana y gran empresa.

Share on Google+