Dentro del mundo financiero, existen demasiados conceptos, y es común confundirse si no eres una persona que conozca el campo. Algunos de esos conceptos que provocan confusión son el confirming y el factoring, cuya actividad principal puede quedar un poco en duda. Por eso en este post vamos a aclarar la diferencia entre confirming y factoring.

Qué es confirming

Cuando hablamos de confirming, hacemos referencia a un procedimiento de financiación en el que la empresa financiera asume la gestión de los pagos por parte de una empresa a sus proveedores en el caso de que la empresa no pueda hacer frente a las facturas en el periodo de tiempo estipulado. De esta forma, se mantiene la confianza en la relación empresa-proveedor ya que se garantiza que el pago va a ser efectivo

Existen dos modos de efectuar el pago de estas facturas. En primer lugar, si el pago se realiza por adelantado, la entidad financiera cobrará a los proveedores una comisión que variará en función del tiempo de adelanto que se haya llevado a cabo. Por otro lado, el pago también puede realizarse en la fecha de vencimiento de la factura. 

Recurrir a este método de financiación supone grandes beneficios para todas las partes implicadas. En el caso de la empresa refugiada en el confirming, ahorrará en el coste de tareas de administración y tendrá importantes deducciones fiscales que se traducen en una mayor liquidez. Además, quedará libre de preocupaciones por los pagos ya que esta tarea será potestad de la empresa de financiación en cuestión. 

Por parte de los proveedores que reciben el pago, su beneficio es que podrán contar con mayor liquidez en el momento en el que la necesiten, ya que podrán solicitar el adelanto del pago, y la confianza entre ambas empresas seguirá intacta. 

El confirming tiene diferentes modalidades que te interesa conocer antes de decidirte a recurrir a ello: 

  • Simple: En el caso en el que el proveedor decida recibir el pago en el día en el que vence la factura, hablaremos de un caso de Confirming Simple. 
  • De inversión: El pago de las facturas se realizará antes de que se cumpla la fecha de vencimiento. En este caso el cliente puede disfrutar de un pequeño descuento cuando tenga que devolver el crédito solicitado
  • De financiación: Hablamos de Confirming de Financiación cuando el pago de las facturas ya ha vencido. En este caso la entidad financiera cobrará un recargo a la empresa por la transacción.

En este tipo de contratos, el riesgo de impago queda asumido por la entidad financiera, lo cual significa que la empresa solicitante del contrato de confirming queda totalmente libre de riesgo por no poder pagar las facturas. 

Un pequeño repaso al factoring

Un contrato de factoring tiene precisamente las implicaciones contrarias al confirming. Mientras que el confirming hace referencia al pago de facturas, el factoring se trata de el cobro de facturas. 

Se trata de una forma de obtener liquidez muy rápida, y ahorrar en costes administrativos ya que la empresa financiera asumirá las tareas de administración y gestión de cobro de las facturas de los clientes a la empresa. 

Un contrato de factoring tiene multitud de ventajas pero también desventajas. Pero antes de saber esto, es importante que tengas presente los diferentes tipos de contrato de factoring que puedes encontrar: 

  • Sin recurso: La entidad financiera asume tanto la gestión de cobros cómo el riesgo por impago de los proveedores del cliente. 
  • Con recurso: En este caso, el cliente solicitante de factoring es el responsable de asumir el riesgo de impago de sus clientes.
  • Secreto: Cuando se recurre al factoring secreto, la identidad de la empresa que solicita el cobro queda totalmente en el anonimato, garantizando así la estabilidad de la confianza y credibilidad entre las empresas.
  • Nacional: Este tipo de factoring se realiza cuando la empresa solicitante del cobro y sus proveedores se encuentran dentro del mismo país
  • Internacional: El Factoring Internacional es el caso en el que la empresa que solicita el cobro de las facturas y sus proveedores, se encuentran en diferentes países. 

Nueva llamada a la acción

Diferencia entre confirming y factoring

Ahora que ya conoces los conceptos de confirming y factoring, llega el momento de dejar claras sus diferencias para que puedas escoger bien qué método de financiación necesitas para tu empresa: 

  • El contrato de confirming se realiza sobre los proveedores, mientras que el factoring se realiza sobre los clientes
  • Mientras que el confirming es un servicio de pago de facturas, el factoring es un servicio de cobro de facturas a proveedores. 
  • En el confirming se facilita el pago a los proveedores mientras que con el anticipo de facturas relativo al factoring, la empresa solicitante obtiene la liquidez que necesita. 
  • Con el factoring, es el cliente el que se asegura el cobro de sus facturas mientras que en el caso del confirming, son los proveedores los que tienen la seguridad de recibir su pago correspondiente. 
  • En el caso de recurrir al confirming, mejora la relación con los proveedores ya que son conscientes de que el pago de sus facturas será efectivo, mientras que con el factoring el cliente tendrá una mayor flexibilidad para negociar plazos de pago con sus proveedores, ya que de todas formas, obtendrá la liquidez que necesita en el momento que la precise.

Conclusión

Encontrar la financiación que necesitas, primero se necesita una comprensión total de las vías a las que se puede acceder. La diferencia entre confirming y factoring puede no quedar muy clara en un primer momento, pero esperamos que este artículo te haya servido de ayuda para aclarar tus dudas. 

En Alter Finance somos líderes en financiación alternativa, y contamos con servicios de asesoramiento financiero para empresas, con el fin de ayudarles a seguir la vía de financiación más adecuada a sus necesidades.

Share on Google+