Desarrollo de la financiación alternativa en España 2023

Inicio » Financiación » Desarrollo de la financiación alternativa en España 2023

2023 ha sido un año marcado por la inflación, subidas de tipos de interés e incertidumbre política en España. Esta es la razón principal por la que la empresa española está optando por la financiación alternativa. 

En este artículo te mostramos la evolución que ha tenido la financiación no bancaria, hasta llegar a la situación actual. También te mostramos los motivos por los cuales ha conseguido un fuerte desarrollo y algunos de los principales mecanismos que tienes a tu alcance para conseguir fondos sin recurrir al sistema bancario.

La financiación alternativa y su desarrollo en España

Entendemos por financiación alternativa el conjunto de fuentes financieras al margen del sistema bancario, sino a través de entidades privadas independientes, como los fondos de deuda (direct lending). Es decir, se trata de un modelo de financiación no bancaria.

A pesar de que la financiación alternativa es accesible para todo tipo de empresas (incluyendo pymes), históricamente las compañías han mantenido una estrecha relación con los bancos. 

De hecho, España era uno de los países con mayor dependencia bancaria. La falta de diversificación, flexibilidad y agilidad a la hora de conseguir liquidez propia del sistema bancario es uno de los motivos de la debilidad de las pymes.

No fue hasta el año 2008, tras el estallido de la crisis financiera global, cuando se puso de manifiesto la necesidad de diversificar las fuentes de financiación debido a los problemas que presentó la banca y la consecuente restricción de acceso al crédito que sufrió el tejido empresarial.

Según datos del Banco de España, a partir del año 2009, los saldos de préstamos bancarios se ha ido reduciendo gradualmente año tras año. 

En 2010, el Comité de Supervisión Bancaria de Basilea llevó a cabo un conjunto de medidas para dar respuesta a la crisis, reforzando la regulación, supervisión y gestión de riesgos de las entidades bancarias (lo que se conoce como Basilea III). 

Los cambios en las regulaciones trajeron consigo mayores costes de financiación para las pymes y un endurecimiento en las condiciones de acceso al crédito, lo cual impulsó el crecimiento de la financiación alternativa. Dicho de otro modo, las empresas españolas cada vez dependen menos del sistema bancario.

¿En qué situación se encuentra la financiación alternativa en España?

El diferencial entre el crédito alternativo y el bancario se ha reducido sustancialmente en 2023. Dicho de otro modo, nunca antes la deuda que mantienen las empresas españolas con los bancos ha estado por debajo de la mitad de su deuda total. 

Entre otras razones, este hecho se debe al endurecimiento de las condiciones bancarias para solicitar crédito ante la situación económica. Además, la subida de tipos de interés acorta el diferencial existente entre la financiación bancaria y extrabancaria. Por consiguiente, es más atractivo recurrir a la deuda privada.

En definitiva, estamos ante un proceso de desbancarización. Tal y como indica el III Barómetro de la Financiación de los Fondos de Deuda (realizado por BDO), un 76% de este tipo de vehículos de inversión ha aumentado su patrimonio durante los últimos dos años.

Por otra parte, los resultados del Tercer Barómetro Empresarial y Financiación alternativa muestra que las pymes valoran la facilidad de acceder a financiación (menor exigencia de garantías), la flexibilidad en los plazos y la agilidad en la tramitación que ofrecen las fuentes de financiación alternativa.

Sea como fuere, el caso es que todos los datos y estadísticas apuntan a un aumento de la financiación no bancaria en la deuda total de las empresas españolas.

¿Qué alternativas de financiación existen?

En la actualidad, cualquier empresa, sin importar su tipología, puede acceder a este tipo de productos financieros, los cuales han ido aumentando y madurando en los últimos años.

En el año 2015, mecanismos como el mercado alternativo bursátil, las entidades de capital-riesgo, el leasing o renting ya mostraban signos de mejoría. Sin embargo, el desarrollo de la tecnología ha dado lugar al desarrollo de otros canales, como el crowdfunding o el crédito empresarial P2P. 

Por otra parte, algunos productos están diseñados para satisfacer las necesidades financieras de corto plazo, como el factoring y el confirming. También existen soluciones de financiación alternativa inmobiliaria, como el Préstamo Puente para Promotores.

Sin embargo, ante la gran cantidad de fuentes financieras que tiene la empresa a su alcance, ¿qué criterios se deben seguir para la selección de la alternativa de financiación más ventajosa?

En este sentido, la clave del éxito radica en saber en qué situación se encuentra la empresa, definir de forma precisa sus necesidades financieras y conocer bien las fuentes de financiación disponibles. 

Si tienes cualquier tipo de duda o necesitas información acerca de cuál es el canal de financiación alternativa más adecuado para las necesidades de tu empresa, ponte en contacto con nosotros. En Alter Finance somos un equipo de consultores especializados con capacidad de ofrecerte la mejor solución.

Deja un comentario

Español