En el post de hoy queremos hablarte sobre otro paso en el camino de todo negocio de actualidad: el momento de crecer. Expandir una empresa no es una tarea fácil, conlleva tanto riesgos como beneficios y, sobre todo, puede encaminar al éxito si se toman las decisiones acertadas.

En este artículo queremos darte algunos consejos sobre cómo expandir una empresa, los inconvenientes con los que te puedes encontrar y lo que puedes hacer al respecto.

Cómo expandir una empresa

El objetivo de cualquier empresario es aumentar la facturación de su negocio sin que lo haga el endeudamiento. Es muy complicado conseguir este resultado, puesto que unas mayores ventas requieren una previa inversión a proveedores, infraestructuras, personal, etc. Para una empresa grande quizá los riesgos de expandirse son menores que para una PYME. Éstas requieren de un plan muy específico y cuidando los detalles para reducir al máximo los obstáculos que puedan interrumpir sus acciones.

A continuación te enumeramos algunos pasos para que puedas tener bajo control los inconvenientes en el camino hacia el crecimiento empresarial:

1- No dar ni un paso antes de investigar

¿Sabes qué dirección quieres tomar? ¿A qué tipo de público quieres llegar? ¿El mercado en el que te quieres introducir aceptará tu producto? ¿Cuáles serán tus competidores y qué te diferencia de ellos? Hay una gran cantidad de factores que entran en juego en una expansión empresarial.

Puedes encontrar miles de historias y anécdotas de otras empresas que, por no realizar una previa investigación sobre el mercado, el público objetivo o sus competidores, fracasaron en su intento de hacer crecer su negocio. Por ello, te recomendamos que todos los datos e información que puedas recopilar te ayudarán a calcular las posibilidades de éxito.

2- Tener muy claro los objetivos que se quieren conseguir

Debes tener en cuenta la situación de tu negocio y la del mercado en el que quieres operar para definir los objetivos que quieres conseguir. Éstos deben reunir ciertos requisitos para conseguirlos. Deberán ser realistas, estar enfocados a un periodo corto de tiempo y que se puedan medir para que en un futuro esas métricas te sean útiles. Cada error es una nueva experiencia enriquecedora, así como cada paso exitoso que des.

3- Planifica al detalle la financiación

El obstáculo más común con el que se encuentran las empresas hoy en día es la falta de financiación para invertir en el crecimiento de la misma. Los costes variables aumentan, por lo que es necesario un capital de giro y una planificación estratégica para obtener financiación.

Una de las soluciones más factibles para este inconveniente es la financiación alternativa, ya su solicitud suele ser menos estricta y más rápidas que las que se realizan a las entidades financieras bancarias.

4- Personal cualificado

Seguramente cuentes con empleados en cargos superiores y de supervisión en los que confías y a los que quieres incluir en este nuevo proyecto de crecimiento. Sin embargo, sobrecargar de trabajo a tus empleados no es nada recomendable. No solo afecta a su rendimiento laboral, sino a la motivación y la actitud hacia su puesto de trabajo.

Sería aconsejable contratar personal cualificado para este proyecto, ya sea de contratación interna o a alguna empresa de consultoría empresarial, y que dedique todos sus esfuerzos en conseguir los objetivos de expansión que te hayas propuesto.

5- No descuides la calidad de tus productos/servicios

Una opción muy tentadora para una empresa es reducir la calidad de sus productos, utilizando materiales más económicos y/o de menor calidad. Esto es claramente un error, puesto que afectará directamente a tu imagen de marca. No es necesario reducir tu calidad para conseguir el éxito en la expansión, basta con tener todo planificado al detalle y prever los resultados de cada paso.

6- Estudia la posibilidad de asociarte con otra empresa

La mayoría de los empresarios de hoy en día ven a las demás empresas como competidores en lugar de como un potente aliado. Investiga qué empresas pueden añadir un valor a lo que tú ofreces, y de esta forma llegar a un acuerdo para que os beneficie a ambos.

Esta estrategia se utiliza sobre todo en la fase de promoción de tu producto, es una forma de llegar a nuevos clientes, sobre todo si la otra empresa ya está establecida en el mercado al que quieres entrar.

Conclusión

Estos son los pasos básicos y muy generales si quieres ampliar las miras de tu empresa y seguir el camino de la expansión. Son muchas las modalidades que una empresa puede escoger para expandirse, ya sea elegir un nuevo mercado, expandirse internacionalmente, fusionarse con otra empresa, etc. Lo que sí está claro y es común en cualquier tipo de estrategia de expansión es la planificación y el control de cada de una de las acciones que se lleven a cabo.

En Alterfinance sabemos lo difícil que puede ser conseguir realizar tus sueños empresariales, sobre todo cuando se trata de un tema de financiación y eres una empresa pequeña. Por ello entre nuestros servicios, la financiación alternativa es la mejor opción para tus planes de expansión. Lo gestionamos todo por tí, para que solo tengas que preocuparte de conseguir tus objetivos.

 

¿Te gusta lo que estás leyendo?

Suscríbete y recibe contenidos increíbles


Share on Google+