¿Cómo afectan las economías de escala a una empresa?

Inicio » Blog » Financiación » ¿Cómo afectan las economías de escala a una empresa?

Aprovechar las economías de escala es una de las estrategias más comunes para conseguir un menor coste productivo. Se trata de un concepto económico que afecta a todas las áreas de la compañía, desde el marketing hasta la financiación. Del mismo modo, sus ventajas van más allá de una mejora en la cuenta de resultados.

En este artículo te mostramos qué son exactamente las economías de escala, cuáles son sus beneficios y las claves para aplicar este modelo de fabricación masiva en la pequeña y mediana empresa.

¿Qué es una economía de escala?

La economía de escala hace referencia a la capacidad que tiene una empresa de abaratar costes unitarios al aumentar la producción. En otras palabras, al haber más producción, aumenta el rendimiento y, como consecuencia, el beneficio.

Todo se debe a un mejor aprovechamiento de los recursos. Los costes fijos (arrendamientos, seguros, impuestos, administración, etc.) se distribuyen entre un mayor número de unidades producidas. Así pues, cuanto más se produce, el coste de cada producto es menor.

Uno de los ejemplos de economía de escala más representativos son las grandes cadenas de distribución. En este caso, no tienen un proceso productivo propiamente dicho, pero se considera que su producción proviene de la compra del stock. Al comprar grandes volúmenes al por mayor, tienen fuerza de negociación para conseguir un precio unitario más reducido.

¿Qué efectos tiene la economía de escala?

En principio, una empresa que logra un descenso en sus costes de producción tiene capacidad para abaratar el precio de sus productos, lo cual repercute en una mejor oferta. De esta manera, la empresa se torna más competitiva, puede acceder a un mayor número de clientes y continuar aumentando su producción.

El efecto final es una mejora del posicionamiento en el mercado y un mayor beneficio empresarial. Pero más allá de los beneficios económicos, una empresa capaz de aprovechar las economías de escala obtiene las siguientes ventajas:

  • Aumento de la eficiencia: no sólo se aumenta la cantidad de unidades producidas, la empresa también tiene la oportunidad de invertir en mejorar los procesos internos y seguir reduciendo costes.
  • Optimización de los recursos: la maquinaria y los equipos no se encuentran ociosos. Con lo cual se amortizan de un mejor modo.
  • Mejora de la estructura: una empresa más eficiente consigue crear un clima laboral más adecuado, define su organigrama de forma más óptima.
  • Aumento de la calidad: la empresa puede utilizar los beneficios extra para conseguir mejores materias primas o añadir mejoras al producto, con el fin de aumentar la calidad del mismo y destacar sobre la competencia.
  • Mejora de la imagen de marca: conseguir llegar a un mercado mayor aumenta el prestigio de la compañía.

¿Cómo aprovechar la economía de escala en tu empresa?

Existen dos tipos de economía de escala:

  • Economía de escala interna: es la que se produce como consecuencia de mejoras y cambios incorporados por la dirección de la empresa.
  • Economía de escala externa: la empresa aprovecha los factores externos, como podría ser el tamaño de la industria o la situación geográfica.

En el caso de que la compañía tenga la oportunidad de crecer como consecuencia de un factor externo, sencillamente debe invertir en su proceso productivo para lograr satisfacer la demanda de un mercado mayor.

Por otra parte, también puede tomar una serie de medidas que impulse su crecimiento, como una expansión internacional

De cualquier modo, el objetivo final es aumentar la producción, puesto que cada unidad extra genera un beneficio. Por consiguiente, es necesario adquirir los recursos pertinentes.

Deseconomías de escala

En caso contrario, puede obtener el efecto contrario, denominado “deseconomía de escala”.

Las deseconomías de escala se producen cuando la empresa, al aumentar su producción, también incrementa sus costes productivos. Se produce cuando se ha agotado el potencial y se produce más de las propias capacidades.

Aunque la economía de escala está estrechamente relacionada con el aprovechamiento de los activos fijos (maquinarias, equipos e incluso el inventario), no se debe olvidar que, un mayor tamaño de la empresa también requiere una gestión más eficiente, una estructura eficaz y unos recursos humanos más especializados. En definitiva, conlleva realizar inversiones.

La aplicación correcta consiste en encontrar un equilibrio entre el aumento de la capacidad productiva y el esfuerzo económico realizado.

En Alter Finance puedes encontrar soluciones de financiación de empresas ágiles y adaptables a la naturaleza del negocio subyacente para encontrar dicho equilibrio y aprovechar las economías de escala de un modo óptimo.

Deja un comentario

es_ESSpanish