Entre los muchos tipos de impuestos que se deben pagar en España, encontramos el Impuesto de Bienes Inmuebles, más conocido cómo IBI. Se trata de un impuesto sobre la propiedad de inmuebles que se paga de forma anual y cuya recaudación cae a cargo de los ayuntamientos de los municipios donde se encuentre el bien. 

¿Quieres aprender más sobre el IBI? Sigue leyendo para aprender más sobre sobre él. 

¿Qué es el IBI?

El IBI (o Impuesto de Bienes Inmuebles) es un impuesto que grava la titularidad de los derechos sobre inmuebles que estén localizados en el municipio que hace la recaudación. Se trata de un impuesto cobrado por parte de los ayuntamientos y que forma parte de las tasas municipales. 

Cualquier bien inmueble en propiedad (ya sea una casa, un piso, un local o un garaje) tiene la obligación de estar inscrito en la Dirección General del Catastro, y pagar el IBI de forma anual. El catastro es la forma de tener constancia de los inmuebles que tienen propietarios particulares. 

La forma de calcular este impuesto, es a partir del valor catastral. Este valor se fija a partir del valor catastral del suelo y el valor catastral de las construcciones. Se trata de una información pública que cualquier persona puede consultar en el Catastro Inmobiliario. 

Financiación para liquidez de empresas

 

Exenciones para pagar el IBI

No todos los inmuebles están obligados a pagar el IBI. Existen ciertas exenciones que vamos a contarte a continuación:

  • Inmuebles que son propiedad del Estado
  • Inmuebles que son propiedad de las Entidades Locales del municipio en el que se encuentren
  • Inmuebles propiedad de Comunidades Autónomas
  • Inmuebles cuyo fin sea social cómo defensa, seguridad, educación, sanidad, etc
  • Inmuebles que pertenecen a la Iglesia Católica
  • Asociaciones no católicas que tengan acuerdos con el municipio
  • Inmuebles propiedad de la Cruz Roja
  • Edificios usados por el Gobierno u organismos oficiales
  • Monumentos o espacios declarados cómo interés cultural

Es cierto que esta lista puede parecer muy larga, pero al final existen muchos mas inmuebles propiedad de particulares que sí deben pagar el IBI que los que no deben pagarlo. Cualquier persona que tenga un piso, casa, local o garaje a su nombre, debe pagar el impuesto sin excepción. Lo habitual es que el pago se realice de forma anual aunque haya algunos ayuntamientos en los que se permite el pago fraccionado dependiendo de la situación. 

Conclusión

Ninguna persona, ya sea jurídica o particular está exenta del pago de ciertos impuestos. Aunque existan muchas excepciones del pago del IBI, lo cierto es que un amplio porcentaje de la sociedad paga este impuesto, puesto que los casos de bienes inmuebles en propiedad de particulares son mucho mayores que el número de inmuebles sujetos a exenciones. 

Si necesitas asesoramiento para tener unas cuentas saneadas y poder hacer frente al pago de tus impuestos, puedes confiar en nosotros. Si tienes dudas sobre cómo llevar a cabo el pago de impuestos, o necesitas financiación para hacer frente a diferentes pagos, Alter Finance es tu solución. 

Ponte en contacto con nosotros y uno de nuestros asesores escuchará tu caso.

Share on Google+