Antes de hablar sobre qué es el euríbor, debemos dar una definición clara de lo que es un tipo de interés, ya que ambos términos están muy relacionados. Un tipo de interés es un índice que se toma como referencia para calcular la rentabilidad de unos ahorros o el coste de un crédito. 

Ahora bien, sabiendo que el euríbor es un tipo de interés, sólo falta conocer a qué ámbito se aplica, y es al bancario. Podemos decir que se trata del tipo de interés europeo de oferta interbancaria, es decir, el precio al que los bancos se prestan dinero entre sí. Al final todo es una cadena, por ello el negocio de los bancos también afecta a tu bolsillo. Suele tomarse como referencia a un año, y es el tipo de interés más utilizado para los préstamos en España. Las hipotecas son un ejemplo de ello. 

¿Quién decide el euríbor?

No es un índice que se defina por alguien, sino más bien por la situación del dinero (el euro en este caso). Se obtiene mediante el cálculo de la media aritmética de los diferentes tipos de interés de oferta diarios de las principales entidades de la zona euro. 

Aunque esta cifra no lo determine el Banco Central Europeo (BCE), sí que sigue una evolución paralela al tipo oficial de la política monetaria del BCE. Es la Federación Bancaria Europea quién se encarga de publicarlo. 

Financiación Alternativa

¿Cómo funciona el euríbor?

Aplicado al caso de una hipoteca es muy fácil comprender. Imagina que has solicitado a tu banco una hipoteca de 120.000 euros (una media común de precio de una vivienda). El plazo de amortización es de 24 años aproximadamente. El 96% de las hipotecas se fijan a tipo de interés variable, y entre las variables, el 91% utiliza el euríbor como índice de referencia. 

Teniendo en cuenta estos datos, y suponiendo la aplicación diferencial de 1 punto percentual sobre el euríbor a un año, la cuota a pagar sería de 409,64 euros. 

Es difícil intentar predecir cómo estará este índice dentro de un año. Suelen tenerse en cuenta las previsiones macroeconómicas y la tendencia. En ocasiones, estos dos factores se contradicen y ahí es donde comienza la confusión. 

Lo que sí se debe tener en cuenta es que un tipo de interés anormalmente alto o bajo no suele ser un buen síntoma, pues es probable que algo esté fallando (quizás porque la inflación está descontrolada o porque el consumo está parado).

En la gráfica siguiente podrás comprobar el histórico del euríbor de los últimos años. De esta forma puedes saber sobre qué cifra suele rondar este índice:

historico euríbor

Si tienes alguna duda, deja un comentario y te la resolveremos lo antes posible. 

Share on Google+