El Cash Flow es uno de los conceptos más utilizados en ámbito contable de un negocio, pues ese término determina la capacidad de liquidez que tiene un empresa. Este término es conocido y traducido muchas veces como flujo de caja, flujo de efectivo o flujo de tesorería.

El Cash Flow de una empresa

Las empresas suelen utilizar este indicador para comprobar si económicamente son rentables, si pueden hacer frente a una nueva inversión o simplemente si son capaces de pagar a sus proveedores. Son las pequeñas y medianas empresas las que utilizan a menudo este indicador, puesto que son estas las que, ante una mala situación económica, pueden verse en apuros.

¿Cómo se calcula?

Concretamente, este indicador mide la tesorería de un negocio teniendo en cuenta los flujos de entrada y los de salida de efectivo en un periodo de tiempo determinado. Es una muy buena forma de conocer si se necesitará financiación en un futuro cercano, y poder así cumplir con los objetivos que la empresa se haya propuesto. Para calcularlo, es necesario aplicar la siguiente fórmula:

CF = Beneficio + Amortizaciones + Provisiones

Las amortizaciones y las provisiones no suponen una salida del dinero como tal. Las primeras hacen referencia a la depreciación permanente de un activo, debido al uso y al tiempo. Un ejemplo claro de una amortización puede ser la compra de un vehículo comercial. Por otro lado, las provisiones se refieren a una depreciación en un momento determinado debido a un imprevisto.

El control de las finanzas de tu negocio es imprescindible para mantener una liquidez que te permita seguir evolucionando y creciendo, que al fin y al cabo es el objetivo de cualquier empresa. Una buena planificación y su correspondiente control de todas las acciones de tesorería puede asegurarte el éxito.

Tipos de flujos de caja

  • Flujos de caja de operaciones (FCO): la cantidad de efectivo generado por actividades directamente relacionadas con la de la empresa.
  • Flujos de caja de inversión (FCI): es la variación de efectivo generado por la diferencia entre entradas y salidas de efectivo procedentes de la inversión.
  • Flujo de caja financiero (FCF): la variación de efectivo derivado de las transacciones de financiación de la empresa (aumento y disminución de deuda principalmente)
  • Flujo de caja libre (FCL): es la caja o efectivo que queda disponible para el empresario

 

¿Te gusta lo que estás leyendo?

Suscríbete y recibe contenidos increíbles


Share on Google+